Lo que debes de saber de un Seguro de Gastos Médicos Mayores

Gastos médicos, Para tus clientes / enero 11, 2019
0 comentarios

¿Vas a contratar un seguro de gastos médicos mayores?

Estos son los puntos más importantes que debes conocer antes de adquirirlo:

¿Qué es?

El seguro de gastos médicos mayores es una herramienta financiera que garantiza que, bajo ciertas condiciones acordadas en la póliza, una persona sea capaz de cubrir y atender sus necesidades de salud. Esto quiere decir que, en caso de sufrir un accidente o enfermedad, la aseguradora cubre los gastos hospitalarios y médicos, a cambio de una prima (costo) que puede ser mensual o anual.

De acuerdo con la Condusef, de los 19 millones de mexicanos que cuentan con un seguro, solo el 27% tiene uno de gastos médicos y, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) no contar con ningún respaldo médico es uno de los peores errores que pueden cometer los mexicanos, ya que existen opciones para que cualquier persona tenga acceso a un seguro, independientemente de su ocupación o situación económica.

¿Cómo elegir el mejor seguro de gastos médicos mayores?

El seguro de gastos médicos mayores no es el mismo para todos: depende de la situación económica, la edad, los antecedentes económicos familiares y la condición actual de salud.

Para elegir un buen seguro de gastos médicos mayores, se deben de tomar en cuenta tres aspectos principales:

  • Deducible: es la cantidad fija que debes pagar en caso de enfermedad o accidente.
  • Coaseguro: es el porcentaje que se aplica al monto total de los gastos derivados del accidente o enfermedad. A este monto se le descuenta el deducible.
  • Red hospitalaria: las instituciones que brindan servicios de salud a las que puedes acudir en caso de siniestro.

Si una persona no puede o no quiere pagar mucho dinero por un seguro de gastos médicos mayores, También se recomienda adquirir una póliza de gastos médicos catastróficos, pues este tipo de seguro cubre enfermedades degenerativas como cáncer, esclerosis y hasta accidentes a un precio relativamente económico.

Errores más comunes al contratar un seguro de gastos médicos mayores

  • No guardar las pólizas de seguro. La caratula de la póliza te garantiza que la aseguradora respetará la antigüedad y los periodos de espera. Las compañías de seguros pueden cambiar su sistema de tecnologías de información y no arrastrar los registros anteriores pero, al conservar la póliza, estarás amparado con un comprobante físico de lo acordado.
  • No preguntar. Todo seguro de gastos médicos tiene restricciones: hay muchos procedimientos que no están cubiertos, como la cirugía estética. Si se presenta una complicación por un gasto no cubierto, la complicación tampoco será cubierta por el seguro.
  • Cambiar de aseguradora si tuviste un siniestro. Si un paciente se cambia de la aseguradora A a la aseguradora B, la aseguradora B no será capaz de cubrir los gastos si es necesaria una segunda intervención, salvo que exista un documento que avale.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario