Cuida tu economía, evita gastos hormiga.

Personales, Información general / marzo 15, 2019
0 comentarios

¿Sabías que existen pequeños gastos que regularmente consideras insignificantes, pero si los sumas al final del mes se convierten en una cifra que podría representar hasta el 12% de tu salario?

Estas pequeñas fugas económicas, mejor conocidas como “Gastos Hormiga”, afectan de manera importante tu economía sin que te des cuenta.

El café de las mañanas, un cigarro después de la comida, la cerveza con los amigos del trabajo, la propina o la diferencia para agrandar tu combo en el cine, entre otras cosas, son pérdidas de dinero que bien podrías utilizar para algo más útil.

¿Cómo fumigarlos?

Primero, debes aprender a ser precavido con lo que gastas, apóyate en un presupuesto, este te ayudará a administrar tus recursos de manera eficiente y a llevar un mejor control de tus ingresos y egresos.

Si lo planeas bien, podrás comenzar con el hábito del ahorro; detectar aquellos gastos que no son necesarios y concretar tus metas. Te sorprenderás cuando veas cuánto dinero se va en esos gastos imperceptibles.

Estos son algunos gastos hormiga que realizas y que no te das cuenta pero podrían representar una fuga en tus finanzas:

 

  • Disposición de efectivo en cajeros de otras instituciones. Los bancos que no son de tu institución financiera en su mayoría pueden cobrarte una comisión por disponer de dinero en cajero automático.
  • Comisiones en comercios. Algunas tiendas cobran un monto adicional por aceptar el pago con tus tarjetas. Pregunta primero y reflexiona si vale la pena el cargo extra o es mejor pagar en efectivo.
  • Planes de celular y TV de paga. Aunque son aparatos que facilitan la vida, no dejan de implicar un gasto extra, opta por algún plan que cubra tus necesidades, sin descuidar tu cartera.
  • Pagos a meses. Algunas tiendas ofrecen este beneficio, pero antes de adquirir algo bajo este modo de pago, asegúrate que el precio no incluya intereses o costos adicionales; además piensa si lo que deseas comprar te durará el tiempo que tardarás en liquidarlo.
  • Boleada de zapatos. Es posible que pienses que esta actividad no genera un gran desembolso diario, pero a la larga puede convertirse en uno, mejor opta por realizarlo tú mismo antes de salir de casa.
  • Estacionamiento. Sabemos que es más cómodo desplazarte en automóvil, pero no por esto debes descuidar tus finanzas, trata de utilizar lo menos posible tu carro, además de ahorrar en estacionamientos, podrás reducir tu gasto de gasolina, parquímetros, franeleros y contribuirás al medio ambiente.
  • Apps. Existen aplicaciones móviles que te ofrecen servicios de moda pero con un costo extra. Verifica si dentro de tu presupuesto eres capaz de solventar un gasto mensual de este tipo o si es mejor prescindir de ellos.

Para hacer un presupuesto no necesitas mucho tiempo. Determina cuánto tienes y a partir de esa cantidad establece tus necesidades comenzando por las prioritarias, distribuye tu ingreso de forma equilibrada.

Si enfrentas un gasto inesperado, reorganiza tu presupuesto y vuelve a establecer prioridades y trata de reducir los que consideres menos necesarios.

Si estos gastos llegan a representar el 12% de tu sueldo, ya pensaste ¿qué podrías hacer con este dinero?

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario